Nuestra asesoría de imagen va mucho más allá de vestir a mis clientes. Puri estaba un poco perdida en cuanto a combinación de piezas texturas y colores. Así que determinamos en nuestra entrevista hacer primero una sesión de organización de armario, y solucionar el problema de las combinaciones, ya que nuestra cliente poseía gran cantidad de piezas válidas pero no se sentía capaz de mezclarlas entre sí.

Una vez seleccionado el armario y teniendo claro los gustos, preferencias, actividades y momento emocional de la cliente, nos dedicamos al shopping para acabar de determinar su nuevo vestuario. En este caso, nos anticipamos para hacer una selección previa, según habíamos acordado, en un par de tiendas dónde pensábamos ella podría encontrar aquello que precisaba, dado que Puri es una mujer muy ocupada.

Se mostró en todo momento muy interesada en todas nuestras explicaciones y consejos, nos dio rienda suelta en elegir sus nuevas piezas y se mostró encantada con el trato y los resultados. Puri no duda en llamarnos cuando tiene eventos especiales, como bodas, comuniones, bautizos, aniversarios,… Para recibir nuestra opinión profesional y aconsejarla en todos los detalles, desde el peinado hasta los zapatos.